Centre d’innovació i Tecnologia BARCELONATECH

Nuevo método de autodiagnóstico para enfermos renales

El Centro de Desarrollo de Sensores, Instrumentación y Sistemas (CD6 UPC), ha participado en el desarrollo de un prototipo de autodiagnóstico para los enfermos de litiasis renal.

Se trata de un dispositivo que permite a quienes padecen esta enfermedad realizar un test diario fuera del hospital para, mediante un análisis de orina, conocer si el problema (la presencia de cálculos o piedras en el interior de los riñones o de las vías urinarias) persiste. Con este nuevo dispositivo, que comenzará a producirse en unos meses, los sistemas públicos de salud podrían ahorrar una importante cantidad de dinero, ya que los test se realizarían por los propios pacientes fuera de los centros sanitarios y con un coste sensiblemente inferior al de los equipos actuales, diseñados para uso estrictamente profesional.

Al frente del desarrollo de este prototipo se encuentra Rosendo Garganta: graduado en Ingeniería Industrial y en Ingeniería Automática y Electrónica por la Universidad Politécnica de Cataluña, en ambos casos con el número uno de sus respectivas promociones, este joven de 28 años dirige la empresa Global Health Home Devices, con sede en la localidad barcelonesa de Mataró.

El prototipo fases de test y ha sido presentado en un congreso internacional de biotecnología, y su creador ya lo ha patentado a nivel internacional.

La parte electrónica y la programación del dispositivo se han llevado a cabo en CD6 UPC. El proyecto, dirigido por el Dr. Jesús Caum ha consistido en el diseño electrónico, el desarrollo del firmware y la construcción de prototipos para un sensor encapsulado estanco con el objetivo de medir el pH de la orina. El sensor ha sido desarrollado en colaboración con el Grupo de Transductores Químicos del Institut de Microelectrònica de Barcelona (CNM, CSIC).

La clave para obtener un equipo sustancialmente más barato de los que se manejan en los hospitales es el uso de silicio en lugar de vidrio, lo que permite rebajar el coste por unidad de los 3.000 euros a algo menos de 100. El precio, y la sencillez de uso del dispositivo (tres iconos con otros tantos colores, verde, blanco y rojo, indican al paciente si los marcadores están en niveles normales, por debajo o por encima, respectivamente) su creador espera que su llegada al mercado en 2014 sea un éxito.


Más información